Un “Lohengrin” de altura en Bayreuth

Anteayer se abrió el Festival de Bayreuth 2010. Es un Festival especial, y que ha levantado expectación por diferentes motivos: en primer lugar, porque es el primer festival tras la muerte del patriarca Wolfgang Wagner; en segundo lugar, porque viene después de un Festival en el que no hubo ninguna nueva producción y, finalmente, porque en las producciones de otros años que se reponen, (especialmente en “El anillo del nibelungo”), se anuncian cambios importantes en los repartos. Cambios en los repartos que, a muchos, nos han renovado las esperanzas de poder escuchar buenas funciones wagnerianas este año en Bayreuth.
Por lo pronto, ya hemos podido escuchar el “Lohengrin” que abrió el Festival. Es una nueva producción debida escénicamente a la labor de Hans Neuenfelds. Neuenfelds ya tiene una cierta reputación de ser un escenógrafo polémico. Hace unos años, una escenografía suya del “Idomeneo” de Mozart fue retirada del repertorio porque los líderes musulmanes percibieron falta de respeto al Islam. El motivo era que, en la escena final, aparecía la cabeza cortada de mahoma junto con la de Poseidón, buda y Jesús. Lo que al parecer Neuenfelds quería hacer ver era que, en la situación final, se llegaba a un mundo sin dioses, pero el escándalo estuvo servido. Parece ser que a él se va a encomendar la escenografía del “Anillo” a partir del 2013.
Ayer la producción fue recibida en el estreno con cierta división de opiniones, predominando la disconformidad, a mi modo de ver injustificada. Lo que al parecer Neuenfelds quiere proponernos es una visión en la que el pueblo bravanzón es fácilmente manipulable. La imagen que se utiliza es muy dura: durante toda la función los miembros del coro, (al igual que Telramund), aparecen caracterizados como ratas en un laboratorio científico en el que la experimentación con animales es un método común. Lohengrin tendría como misión salvar al pueblo bravanzón de la manipulación, y al final lo logra, puesto que tras su racconto del tercer acto el coro se despoja del disfraz, y aparece el vestuario medieval acostumbrado. Sin embargo, Gotfried no parece ser la solución definitiva y parece pretender un poder desmedido… Es una visión muy rica en matices, que creo que la mayoría de la crítica no ha logrado entender en su completa magnitud.

El director y “los buenos”En el apartado meramente musical, sin embargo, la representación fue muy exitosa, especialmente en lo concerniente al director y a los dos protagonistas. De la función, (en concreto de los dos primeros actos, que fue lo que escuché), voy a comentar mis impresiones personales. Suele decirse que la toma de la radio bávara favorece a las voces, así que los elogios dedicados a los cantantes pónganse entre comillas y compárense con las opiniones (más autorizadas, sin duda), de los que hayan podido ver el montaje en el teatro.
Andris Nelsons era nuevo en la plaza bayreuthiana. Sin embargo, evidentemente conoce muy bien la música de Wagner y está cómodo con ella. Además, llevaba bien rodado su concepto de “Lohengrin” porque lo dio en versión de concierto con la Sinfónica de la ciudad de Birmingham, de la que es titular. Su “Lohengrin” es épico, caballeresco. No se renuncia a los aspectos poéticos, pero en ese aspecto puede recordar a directores antiguos, como Jochum. Además, los tiempos son juiciosos, y los actos están muy bien construidos. Nada que ver, por ejemplo, con la irregularidad de la visión de Peter Schneider. El enviado especial de la Wdr decía que, puntualmente, Nelsons no había logrado una buena coordinación entre foso y escena, pero yo creo que Nelsons tiene potencial para poder limar estos detalles en años venideros, y me gustaría poder escucharle en obras del Wagner posterior.
Jonas Kaufmann es un muy buen Lohengrin para los tiempos que corren. Por supuesto, es un buen Lohengrin si no queremos comparar con Konya o Windgassen, ya no digamos con Franz Volker. En general, Kaufmann resulta más convincente en los momentos líricos, en donde es capaz de apianar y encontrar matices que otros cantantes recientes no han logrado hacer ver. En los momentos más heroicos, sin embargo, a veces podía resultar un poco forzado. Quizá su momento más logrado, (con un Nelsons en ese momento inspiradísimo), fue la advertencia a Elsa sobre la pregunta prohibida. Creo que los aplausos que se le concedieron estaban muy justificados, aunque es verdad que al no haber escuchado el dúo con Elsa ni el “In fernen Land”, no puedo valorar exactamente cómo llegó de forma al final de la representación. Un aliciente más para volver a escucharlo… el año que viene.
Annette Dasch debutaba también en Bayreuth, como Nelsons y Kaufmann. Según parece, proviene del campo de la música antigua. Ciertamente, la voz es adecuadísima para el papel, porque tiene la magnitud suficiente para hacerse escuchar, (al menos en la toma de Radio Baviera). Su composición del personaje, por otra parte, no nos descubrirá nada nuevo. Es una Elsa dulce, nada que ver con el ardor semiguerrero que tenía el personaje cuando lo cantaba Anja Silja en los sesenta. Creo que Dasch puede ser una Elizabeth y, sobre todo, una Eva muy a tener en cuenta.

Los “malos” y los demásLa pareja de antagonistas no estuvo, desde luego, a ese nivel. Lo mejor que se puede decir de ambos es que se hicieron suficientemente odiosos. Hans-Joachim Ketelsen había sido hace seis años en Madrid un Gunther caprichoso y falto de nobleza, (en aquellas funciones cayó especialmente baja la estirpe de los guibichungos), y ahora Telramund adquiere esos mismos tonos. El verdadero problema es que, a medida que avanza la función, Ketelsen parece ir perdiendo la línea vocal en busca de una expresividad dramática mayor que, al menos sin el referente visual de la escena, no funciona.
Evelyn Herlitzius tampoco tiene la voz idónea para cantar el papel de Ortrud. La voz es fea y está muy gastada después de haber cantado tantas veces papeles que no le convenían, como era el papel de Brünhilde. Todo lo que implique subir a la zona aguda supone para ella un gran esfuerzo, y en bastantes ocasiones tiende a gritar, como en la invocación a los dioses paganos. Con todo, Ortrud admite en cierta medida esta concepción tan histérica del personaje, y como al parecer ella es una magnífica actriz, probablemente en el teatro sí habrá resultado más efectiva.
Georges Zepenfeld es un buen rey Heinrich, aunque desde luego no tiene la contundencia de algunos de sus predecesores en Bayreuth. Los personajes secundarios estuvieron bien servidos, destacándose de entre ellos el Heraldo de Samuel Young, tronante como debe ser. A buen seguro Young dará que hablar y nos procurará muchas tardes de gloria en papeles más importantes.
Siempre ha sido el coro la gloria del festival de Bayreuth, y ayer no podía ser una excepción. Además parece que Nelsons, consciente de la vital importancia del coro en esta ópera, ha trabajado especialmente bien algunos pasajes, como el segundo final, (el concertante previo al juicio de Dios había resultado más borroso). La orquesta, como de costumbre, obedeció a Nelsons y estuvo a su magnífico nivel habitual.
Así pues, creo que en conjunto fue una función importante de “Lohengrin”, que abre un Festival especialmente interesante. Para empezar, justo después asistiremos al comienzo de un nuevo ciclo de “El anillo del nibelungo”, en donde Thielemann volverá a ser protagonista principal. ¿Podrá por fin el berlinés demostrarnos que entiende tan bien “El oro del Rin” como las tres jornadas de la tetralogía? Entre tanto, tenemos un magnífico sabor de boca de este “Lohengrin”, y especialmente del máximo triunfador, que es Andris Nelsons.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en MUSICA CLASICA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s