Baluarte – Pamplona. Jean François Heisser, piano. Orquesta Sinfónica de Navarra. Ernest Martínez Izquierdo

Esta vez sí

Viernes, 28 de Enero de 2011. Auditorio y Palacio de Congresos Baluarte de Pamplona. Jean François Heisser, piano. Orquesta Sinfónica de Navarra. Ernest Martínez Izquierdo, director. Sergei Prokofiev: Concierto para piano y orquesta número 2 en Sol menor, Op. 16, (1913). Richard Strauss: El burgués gentilhombre: Suite, (1920). Temporada de abono de la Orquesta Sinfónica de Navarra 2010-2011.

Hace varios años en Baluarte, escuché un concierto que no podré olvidar. Aquel día, un inspiradísimo Zoltan Kóxis dirigió una memorable versión del Concierto para orquesta de Bartok, llena de fuego, energía y dramatismo. Fue para mí el descubrimiento de una de las grandes obras maestras del siglo XX, y una muestra de que un pianista metido a director puede sacar adelante con autoridad obras de compositores que pertenecían a su repertorio pianístico natural. Sin duda, es de esos conciertos que nunca se olvidan.

Pero no es esa segunda parte la que ahora nos interesa. En la primera parte, se había escuchado una interpretación del Concierto para piano número 2 de Prokofiev. El pianista, al que entonces escuchaba por primera vez, era el también húngaro Arkady Bolódos. Bolódos es un pianista de técnica absolutamente portentosa, y según muchos críticos es el continuador de una clase de pianistas supuestamente extinguida desde Vladimir Horowitz. Sin embargo, su poder de penetración en las obras es limitado. En aquella ocasión, Bolódos se mostró irreprochable técnicamente, pero el concierto quedó desnaturalizado por falta de garra.

Jean François Heisser no era, ciertamente, ningún desconocido para la afición musical pamplonesa. Los habituales de la temporada de la Sinfónica de Navarra tal vez recuerden una versión del concierto número 5 de Beethoven, que pasó sin pena ni gloria. En aquella ocasión, Heisser se mostró desorientado en el estilo beethoveniano e inexpresivo en muchos momentos. Faltaba libertad y un discurso más apasionado y contrastado; todo parecía sonar demasiado uniforme. Y claro, ayer tenía que tocar el Segundo concierto de Prokofiev…

Ciertamente, Heisser se mostró ayer mucho más cómodo en el estilo. No faltó la contundencia en los momentos necesarios y creo que, en conjunto, la visión de la obra es relativamente solvente. Con todo, quizá habría sido deseable un mayor espíritu camerístico y algo más de misterio en el primer movimiento que, a mi parecer, fue lo menos interesante de la versión.
Sin embargo, los principales problemas de Heisser con el concierto fueron fundamentalmente de orden mecánico. El segundo movimiento, con ese moto perpetuo que no deja ningún momento de respiro al pianista, resultó en general desajustado. La cadencia del primer movimiento y las secciones rápidas del Finale sonaron con seguridad pero, al parecer, con bastantes imprecisiones en las notas. Heisser no parecía capaz de dominar las dificultades que planteaba el concierto. Exactamente lo contrario de lo que le había ocurrido a Bolódos…

Frente a esto, el acompañamiento de Martínez Izquierdo fue muy profesional. Martínez Izquierdo estuvo al quite en todo momento y muy atento de las necesidades de Heisser. Además, resultó estilísticamente muy conveniente, porque aportó a la versión el punto dramático, incluso teatral, que la obra requiere, secundando las intenciones del solista. Las buenas intenciones de Heisser, junto con el acertado acompañamiento de Martínez Izquierdo, lograron mantener el interés y que, desajustes y problemas técnicos al margen, reconozcamos que el esfuerzo para sacar adelante la obra fue importante y efectivo.
Los aplausos del público parecían poco convencidos, pero a pesar de todo Heisser se atrevió a dar una propina: “El Puerto” de la Iberia de Albéniz. Una versión sin duda solvente, en la que no faltó el ambiente bullicioso y popular de la lonja de pescadores; quizá fue lo más interesante de su actuación. Pero como esto no fue suficiente para encender al público, en un arranque en cierta medida populista, Heisser se decidió a dar la “Danza ritual del fuego” de El amor brujo de Falla… En fin, creo que no era necesaria esa propina, y que a la versión de Heisser le faltó poesía y le sobró contundencia. Lo siento, en el caso de Heisser, esta vez no.

La segunda parte fue otra cosa bien distinta. Martínez Izquierdo planteó la suite de El burgués gentilhombre de Strauss con sentido del humor y elegancia a partes iguales. En general, la versión resultó muy camerística, muy vienesa en su elegancia en el conjunto y cargada de ironía y sentido del humor. Las reminiscencias barrocas estuvieron magníficamente captadas, y también bien diferenciadas de los toques más modernistas de la orquestación.
Quizá el primer número demostró aún una cierta precipitación, muy probablemente porque, con la obra recién comenzada, tanto músicos como director no habían entrado aún en ella. Pero pronto se recompusieron, y para cuando llegó la “Entrada de los sastres” ya estaba todo en orden, y los músicos empezaron a hacer música… Y cuando se hace música de cámara de verdad, ya sea con o sin director, el espectáculo está asegurado.
En resumen, el concierto de ayer tuvo un punto positivo, con la versión de El burgués gentilhombre, y nos mostró también que Heisser sigue sigue siendo un pianista con mucho margen de mejora… ¿Alguna vez logrará complementar las dos caras que nos ha mostrado hasta ahora y podrá regalarnos algo más interesante? Espero y deseo que así sea…, pero de momento hay cosas más inmediatas. ¿Qué logrará hacer Fagen en el próximo concierto? ¿Funcionará la Novena de Beethoven en las manos de Antoni Wit? La respuesta a estas preguntas, a lo largo del mes de Febrero.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en MUSICA CLASICA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s