Curso Mahler para todos

Un placer por partida triple

Antes de que termine el verano y los promers canten el Aul land sine en la última noche de los Proms, (es esta canción tradicional escocesa lo último que se escucha en el festival de música veraniego organizado por la BBC), quería compartir brevemente con vosotros, queridos lectores, una experiencia inmensa que he tenido oportunidad de vivir este verano.
Se trata en concreto del curso Mahler para todos, organizado por la Universidad Pública de Navarra, el Conservatorio Superior de Música de navarra y la Orquesta Sinfónica de navarra, que incluía como parte principal un taller de instrumentación de lieder de Mahler. En ese taller de instrumentación, a cada alumno se nos propusieron dos canciones en versión de voz y piano, que debíamos “arreglar” para voz y orquesta. Una de las dos canciones, (aquella de cada uno cuya orquestación se consideró más acabada), fue estrenada la semana pasada en concierto. Por supuesto, la experiencia ha sido muy enriquecedora, por tres motivos fundamentales.
En primer lugar, la experiencia de orquestar dos canciones de Mahler supone un gran placer en sí mismo. No vamos a descubrir a estas alturas la música de Gustav Mahler. El bohemio es, desde luego, uno de los compositores más populares en nuestro tiempo, y uno de los más programados…, con toda razón. Trabajar con canciones de Mahler supone trabajar con originales de gran calidad, que ya merecen un detallado estudio por sí mismos. Incluso los lieder más tempranos, muestran ya un compositor conocedor de los recursos a su disposición, y en modo alguno reflejan inexperiencia ni desconocimiento. Cada canción de Mahler es más hermosa que la anterior, y por lo tanto imaginar texturas orquestales a través del original pianístico es una experiencia muy, muy enriquecedora.
En segundo lugar, el curso ofrecía un placer todavía mayor si cabe, como es el haber podido escuchar realizadas ambas orquestaciones y ver estrenada una de ellas en concierto. Es éste un aspecto muy importante, porque todo el proceso de orquestación, la traducción a sonido orquestal de los acompañamientos de piano de Mahler, se habría quedado si no en pura especulación. No habríamos podido experimentar los efectos prácticos de nuestras decisiones como orquestadores. En ese aspecto, el trabajo con los miembros de la Orquesta Sinfónica de Navarra y los alumnos de canto del Conservatorio Superior ha sido para todos, sin duda, un gran aprendizaje. Además de poder permitirnos conocer un poco mejor la vida orquestal, nos ha permitido sacar conclusiones sobre nuestro trabajo…, y también aprender de las grandes ideas del resto de los que participamos en el taller.
En tercer lugar, la satisfacción más profunda ha sido, por supuesto, haber podido compartir clase durante todos estos días. Han sido dos semanas de intenso trabajo, en el que hemos confluido participantes de sensibilidades y gustos estéticos muy diferentes. Ha habido desde experimentaciones contemporáneas hasta orquestaciones relativamente convencionales, lo cual refleja el abanico de personalidades que estábamos allí reunidos. Sin embargo, a todos nos unían dos aspectos muy importantes: por una parte, un gran amor a la música, especialmente a la de Mahler; por otra, un gran deseo de aprender de los demás, de compartir nuestros gustos, aspiraciones, sueños, etc. Además, todos los participantes, no eran sólo grandes músicos, sino aún mejores personas, lo cual es mucho más importante. Extiendo esta afirmación a las cantantes y a muchos de los miembros del conjunto instrumental, que nos han aportado muy valiosos consejos.
Ahora todos los que participamos en el taller hemos vuelto a nuestras tareas cotidianas. Unos nos dedicamos a estudiar, otros a enseñar, otros se han tomado un corto pero merecido descanso… No sabemos si el proyecto tendrá continuidad, si en años sucesivos habrá cursos similares. Pero de lo que sí estamos convencidos todos los que participamos en el curso, (y en esto creo que expreso la opinión general), es que ha sido una experiencia inolvidable, y esperamos poder mantener el contacto y colaborar en futuras iniciativas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en MÚSICA CLÁSICA en PAMPLONA, MUSICA CLASICA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s