Luisa Fernanda en el Teatro Gayarre

Luisa Fernanda vuelve a Pamplona

Sábado, 28 de Enero de 2012. Teatro Gayarre de Pamplona. Luisa Fernanda: Comedia lírica en tres actos, con libreto de Federico Romero y Guillermo Fernández-Shaw y música de Federico Moreno Torroba, estrenada en el Teatro Calderón de Madrid el 26 de Marzo de 1932. Ignacio Aranaz, dirección escénica. Tomás Muñoz, escenografía e iluminación. Amparo Navarro (Luisa Fernanda), Federico Gallar (Vidal Hernando), Arantza Irañeta (Carolina), Albert Montserrat (Javier Moreno), Nerea Castellot (Mariana / Posadera), Marta Senosiáin (Rosita / Costurera), Iker Bengoetxea (Aníbal), Jose María Asín (Luis Nogales), Jesús Idoate (Vizco Porras), David Echeverría (El Saboyano). Coro Juvenil del Orfeón Pamplonés. Juan Gaínza, director del coro. Orquesta Sinfónica de Navarra. Luis Remartínez, director musical. Producción de la Fundación Teatro Gayarre.

Las funciones de zarzuela en Pamplona siempre son un acontecimiento importante. La zarzuela ha sido siempre muy apreciada por el público, con toda razón, y en los últimos años hemos asistido a grandes producciones, especialmente en el Teatro Gayarre. No obstante, en este caso había un elemento que es necesario analizar. Luisa Fernanda era una obra que estaba muy fresca en la memoria de muchos pamploneses, porque se había representado el año pasado. El repertorio zarzuelístico es enorme en extensión, y repetir este título, (por otra parte una obra maestra del género, y muy popular en el extranjero gracias a la impagable labor de Plácido Domingo), sólo se entiende en una situación de crisis como la que atravesamos. De hecho, también se entiende de esta forma que el programa de mano no incluya sinopsis argumental, que en una obra como ésta probablemente no es tan necesaria como en óperas cantadas en lengua extranjera, pero en todo caso siempre suele incluirse y nunca está de más.
Evidentemente, cuando se repone un título, ya sea operístico o zarzuelístico, habiendo pasado tan poco tiempo de la producción original, la primera pregunta que nos surge a todos es: ¿mereció la pena la reposición, en términos musicales? ¿Logró superar la reposición el nivel logrado en la producción original? Lamento decir que no puedo responder a ninguna de estas dos preguntas. El año pasado, no asistí a las funciones de esta producción, y por lo tanto aquí me limitaré a hablar sobre lo que este año se ha podido escuchar, que por otra parte ha sido una función de muy buen nivel.
Ignacio Aranaz dejaba bien claro en el programa de mano los presupuestos sobre los que se basa la concepción escénica que ayer se planteó. Luisa Fernanda es una comedia, que no esconde ningún tipo de lectura política ni dobles intenciones. Así pues, parece ser que los vestuarios respetaron la época y la escena mostraba los lugares indicados en el libreto, y desde luego en el texto no hubo “morcillas” ni modernizaciones…, ni falta que hace. La única muestra de “modernidad tecnológica” era la pantalla que iba mostrando al público las fechas en las que se desarrolla la acción. La historia de toda la vida, contada sin complicaciones filosóficas inútiles.
Vocalmente, el reparto fue homogéneo y de muy buen nivel en conjunto…, con un pequeño lunar en la figura de Albert Montserrat. Montserrat tardó bastante tiempo en situarse realmente en la piel de Javier, mostrando al comienzo una voz de timbre por momentos demasiado oscuro para el carácter del personaje. En su famosa romanza de entrada, y en general en toda la primera parte de la función, los agudos tendieron a ser forzados y bastante molestos. Llegada la segunda parte, una vez que su personaje ha caído en desgracia, fue cuando empezó a recuperarse…, pero lamentablemente todos sus grandes momentos en la zarzuela ya habían pasado. Recibió una generosa salva de aplausos al final de la función, en reconocimiento quizá más por su esfuerzo que por sus méritos canoros.
Frente a esto, fue Federico Gallar sin duda el gran triunfador de la función. El veterano barítono se sabe su papel del derecho y del revés, y los años le han permitido estudiarlo a conciencia. La interpretación que ayer realizó fue matizadísima, presentándonos un canto noble, elegante, distinguido. Sus dos grandes momentos, (la romanza y el coro de vareadores), se contaron entre lo mejor de la función, y en conjunto su prestación fue sobresaliente de principio a fin.
No llegando quizá a tan excelso nivel, la Luisa Fernanda de Amparo Navarro fue también más que convincente, con su voz amplia y la gran variedad de registros de entonación en las partes habladas. Su personaje no es quizá tan agradecido como otros de la zarzuela, (la misma Duquesa Carolina tiene más intervenciones estelares que ella), pero precisamente por eso mantener un nivel suficientemente homogéneo es fundamental…, y sin duda Navarro lo logró.
Arantza Irañeta no es, a estas alturas, ninguna desconocida del público pamplonés. Hace ya varios años, le escuchamos cantar un personaje similar por vocalidad y carácter, como es el personaje de la Señora Rosa en la Maruxa de Vives, y ayer realizó una prestación sobresaliente. Frente a Montserrat, que en ese momento aún estaba a medio calentar, Irañeta sí cantó en plenas condiciones el famoso “Caballero del alto plumero”, y también estuvo espléndida tanto en la mazurca de las sombrillas como en el dúo con Vidal, que fue probablemente de lo mejor de la función. Fue, a pesar de todo, menos aplaudida que Albert Montserrat…, y es que, como suele decirse, nadie es profeta en su tierra.
El resto de comprimarios estuvieron a muy buen nivel, realizando actuaciones muy competentes. Probablemente de todos ellos el que podía provocar más polémica podía ser Jose María Asín como Luis Nogales. Quizá ese personaje no se adapta tanto a las facultades de Jose María Asín como otros papeles que le hemos visto, (recuerdo aún su tremendo Amadeo Pich en Katiuska), porque Luis Nogales no es lo que se dice un personaje cómico al uso: es más bien un personaje secundario sin mayor historia. Pero Nogales tampoco le exige vocalmente, y él se defendió bastante bien.
El Coro Juvenil del Orfeón Pamplonés, tengo que decirlo, ha sido una gratísima sorpresa. En conjunto, creo que fueron los triunfadores absolutos de la función, en pugna con el Vidal de Federico Gallar. Siempre afinadísimos, siempre empastadísimos, cantando con gran disciplina, convicción y sentido dramático. La mazurca de las sombrillas, las danzas del cuadro final e incluso el peliagudo pasaje a capella que abre ese mismo cuadro, fueron absolutamente extraordinarios. Una gran lección de canto coral.
La Orquesta Sinfónica de Navarra actuó con gran competencia, bajo la dirección de un experimentadísimo Luis Remartínez, que conoce bien el repertorio, y sabe que lo más importante es acompañar bien a los cantantes. El tratamiento orquestal fue de un mimo exquisito, sin descuidar las resonancias populares de ciertos pasajes, como el famoso comienzo del último cuadro. Los tiempos fueron ligeros, lo cual no siempre vino bien, (estoy pensando en la ya mentada romanza de Javier del comienzo), pero en conjunto fue una labor meritoria.
Así pues, la función de ayer fue un gran éxito de público, y creo que disfrutamos de una buena velada. Cierto que de Luisa Fernanda uno no sale con una sonrisa tan amplia como con otros títulos, porque después de todo esta comedia tiene un lado amargo evidente que a nadie se nos escapa, y que se vuelve más claro aún cuando el tenor que canta el papel de Javier no está muy entonado, como ayer fue el caso. Pero después de una buena función de zarzuela como ésta, el remate: el Barça no pasa del empate en Villarreal… Una tarde redonda.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Críticas DIARIO DE NAVARRA. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Luisa Fernanda en el Teatro Gayarre

  1. El Coro Juvenil del Orfeón Pamplonés, tengo que decirlo, ha sido una gratísima sorpresa. En conjunto, creo que fueron los triunfadores absolutos de la función, en pugna con el Vidal de Federico Gallar. Siempre afinadísimos, siempre empastadísimos, cantando con gran disciplina, convicción y sentido dramático. La mazurca de las sombrillas, las danzas del cuadro final e incluso el peliagudo pasaje a capella que abre ese mismo cuadro, fueron absolutamente extraordinarios. Una gran lección de canto coral.
    ¡¡ ENHORABUENA CHIC@S, ASÍ SE HACE!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s