Traspasando fronteras 03-02-2012

Traspasando fronteras

Viernes, 3 de Febrero de 2012. Auditorio y Palacio de Congresos Baluarte de Pamplona. Katia Skanavi, piano. Orquesta Sinfónica de Navarra. Ernest Martínez Izquierdo, director. Fryderyk Chopin: Concierto para piano y orquesta número 2 en Fa menor, Op. 21, (1830). Felix Mendelssohn: Sinfonía número 5 en Re mayor, Op. 107, (De la Reforma), (1830). Temporada de abono de la Orquesta Sinfónica de Navarra 2011-2012.

En algunos aspectos, los intérpretes de hoy son superiores a los de otros tiempos. En efecto, poseen una técnica extraordinaria, que a los pianistas les permite sortear toda clase de problemas digitales, aun en los casos más difíciles. Sin embargo, un programa como el de ayer exige traspasar esa frontera: elegancia en el decir, cantabilidad al frasear, buen gusto en el manejo del tiempo, capacidad para adornar adecuadamente…, en fin, sentido musical con mayúsculas. ¿Serían capaces Skanavi y Martínez Izquierdo de lograrlo?
La pianista Katia Skanavi está más que capacitada para interpretar las obras de Chopin. Además de tener un dominio digital extraordinario, su riquísimo sonido abarca una completísima gama de matices, y su uso del pedal es siempre cuidadoso. La lectura que ayer realizó del concierto fue contrastadísima, y no faltaron intenso dramatismo, hondura lírica y pasión desbordada. Sólo en el tercer movimiento habría cabido un mayor espíritu popular por su parte. Hasta aquí, poco que objetar.
Sí fue discutible su aplicación del rubato, ese manejo del tempo, casi imperceptible, necesario para que esta música no suene mecánica y conserve su inmenso poder evocador. En el caso de ayer, fue en general un tanto afectado, lo cual se percibió en mayor medida en el nocturno póstumo que ofreció como propina. Y es que en Chopin no hay que rubatear siempre y en todo lugar, sino con moderación, equilibrio y buen gusto.
No obstante, la interpretación funcionó en conjunto bastante bien, porque el carácter que Skanavi propuso era el adecuado en cada ocasión, y porque Ernest Martínez Izquierdo acompañó con mimo exquisito, ofreciendo un colchón ideal para que la solista pudiera frasear a su gusto. Los intermedios orquestales del primer movimiento fueron dramáticos, gracias a las interjecciones de los metales graves; en el tercero, el aire de danza se percibía constantemente. Creo no equivocarme al afirmar que éste es uno de los mejores acompañamientos que he escuchado a Martínez Izquierdo en los últimos años.
La Quinta sinfonía de Mendelssohn, contemporánea de la obra anterior, es otra cosa. Siendo la sinfonía más germánica del compositor, Martínez Izquierdo se enfrentó a ella sin contemplaciones. Su concepto de la obra estaba muy bien estructurado ya desde la introducción del primer movimiento. La cita del Amén de Dresde que la cierra, y que luego Wagner utilizó en Parsifal, resultó de profunda espiritualidad. La lectura en su conjunto huyó del apresuramiento, especialmente en el segundo movimiento, menos ligero que de costumbre, aunque no menos pastoral en el Trío central. Pero el momento clave de la obra es el Finale, en donde debe emerger la melodía de “Ein feste Burg ist unser Gott”, más conocido como Coral de la Reforma. Y en esta interpretación tan planificada, el Finale resultó de coherencia incontestable, cerrándose con una exposición final del coral grandiosa, imponente.
En resumen: el de ayer fue un concierto de gran interés, en donde a pesar del caprichoso rubato de Skanavi, hubo verdadero interés musical. Y a fin de cuentas, eso es lo que interesa.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Críticas DIARIO DE NAVARRA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s