Concierto literario con la Sinfónica de Euskadi 06-03-2012

Un concierto diferente

Martes, 6 de Marzo de 2012. Auditorio y Palacio de Congresos Baluarte de Pamplona. Kirmen Uribe, narrador. Orquesta Sinfónica de Euskadi. Lawrence Renes, director. Aaron Copland: Fanfarria para el hombre corriente, (1942). Padre Jose Antonio Donostia: Rapsodia vascongada: Itsasoan, (1906). Leonard Bernstein: Candide: Obertura, (1956). Samuel Barber: Adagio para cuerdas, Op. 11, (arreglo para orquesta de cuerdas de la sección inicial del Adagio del Cuarteto Op. 11 compuesto en 1936), (1938). Antonin Dvorák: Sinfonía número 9 en Mi menor, Op. 95, (Del Nuevo Mundo), (1893). Concierto inscrito en la temporada de abono de la Orquesta Sinfónica de Euskadi 2011-2012.

Aun en tiempos de bonanza económica, muchos analistas constataban ya que los conciertos sinfónicos sufren una importante crisis. La edad media de los abonados aumenta, las programaciones resultan previsibles, el ritual de los conciertos parece demasiado rígido… No obstante, muchas orquestas están buscando soluciones: retransmitir sus conciertos por Internet, renovar repertorios…, o experimentar con formatos sorprendentes.
El concierto que nos ocupa era, por concepción, diferente. La idea de intercalar textos de un determinado autor a lo largo de las obras programadas es interesantísima. En este caso, los textos consistían en fragmentos del libro Bilbao-New York-Bilbao, de Kirmen Uribe, leídos por el propio autor. Básicamente, se trataba de meditaciones sobre la emigración hacia América y la vida en general. Muchas veces, la relación entre textos y música era evidente, como los que antecedían a la Rapsodia vascongada; otras, no tanto. Pero son textos que invitan a la reflexión y junto con el juego lumínico, establecieron un ambiente adecuado para el concierto.
En la vertiente musical, las interpretaciones de las obras más conocidas, Barber y Dvorák, fueron poco convencionales. La Fanfarria de Copland y la obertura de Candide, sin embargo, no se prestan a innovaciones. La primera resultó adecuadamente espectacular, y en la segunda se subrayó su lado circense. El fragmento de la Rapsodia vascongada del Padre Donostia, un importante compositor demasiado poco habitual en las programaciones, fue interpretado con suma delicadeza, destacando unas flautas inspiradísimas.
Lo no convencional empezó con el Adagio para cuerdas, que sonó con gran sobriedad y recogimiento espiritual, y sin el arrebato romántico habitual en la obra.
En la Sinfonía del Nuevo Mundo, Renes fue más lejos. La lectura que planteó fue muy coherente, con tiempos moderados y bien relacionados entre sí. No hubo concesiones a la galería o al efecto fácil, ni las exageraciones que suelen hacerse con la obra. Fue una lectura inusualmente objetiva, narrada por momentos con aliento épico, pero siempre tomada con una cierta distancia.
El aspecto más sorprendente de la interpretación bien puede ser el tempo del celebérrimo segundo movimiento. Dvorák indica Largo, es decir, un tiempo muy, muy lento. Renes, sin embargo, optó por un tempo más ligero, de un carácter más bien andante. Así, la famosa melodía del corno inglés ganaba en espontaneidad, pero perdía la venerable profundidad que esperamos de ella. Al proseguir el movimiento, sin embargo, los episodios contrastantes se sucedían con gran naturalidad, con lo que pronto olvidamos la sorpresa inicial y comprobamos la solidez del pensamiento musical de Renes. En conjunto, la versión fue celebrada con justicia por el público, que disfrutó del concierto.
Lo que esto nos enseña es que la experimentación merece la pena, y que reunir diferentes artes puede ser una experiencia enriquecedora para todos. Muchas orquestas deberían tomar ejemplo de iniciativas como ésta. Es necesario acercar a las nuevas generaciones el maravilloso mundo del concierto sinfónico. Se trata de renovarse o morir.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Críticas DIARIO DE NAVARRA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s