Demidenko con la Sinfónica de Navarra en Baluarte 23-03-2012

Un pianista de primera línea

Viernes, 23 de Marzo de 2012. Auditorio y Palacio de Congresos Baluarte de Pamplona. Nikolai Demidenko, piano. Orquesta Sinfónica de Navarra. Ernest Martínez Izquierdo, director. Piotr Illyich Tchaikovsky: Concierto para piano y orquesta número 1 en Si bemol menor, Op. 23, (1875). Ludwig van Beethoven: Sinfonía número 3 en Mi bemol mayor, Op. 55, (Heroica), (1804). Concierto inscrito en la temporada de abono de la Orquesta Sinfónica de Navarra 2011-2012.

A buen seguro, muchos asistentes a este concierto se alegraron al comprobar en el programa que, en efecto, una de las obras en atriles era el Primer concierto para piano de Tchaikovsky. No es de extrañar: es una obra maestra, que destaca por su riqueza melódica. Sin embargo, los que conocemos bien el repertorio pianístico la hemos oído tantas veces, que es difícil encontrar a alguien que pueda aportar algo nuevo.
Sin embargo, pronto se despejaron las dudas. Ya desde los primeros acordes acompañando la célebre melodía de las cuerdas altas, Demidenko demostró que es un pianista de gran calidad, de sonido muy bien manejado y técnicamente perfecto. Pero esto no sería suficiente para esta obra, si no se viese acompañado de una visión diferente de la pieza, en la que logró un admirable equilibrio entre el apasionamiento volcánico juvenil y un cierto tono melancólico, que reservaba para las secciones líricas. Cierto que manejó el tempo con excesiva liberalidad en algunas secciones del primer movimiento, pero la visión general de la obra resultaba de una coherencia indudable. Martínez Izquierdo realizó un acompañamiento muy efectivo, secundado por una diligente orquesta, en el que las maderas fueron las grandes protagonistas.
Demidenko correspondió a la merecida ovación del público con un Nocturno Op. 27 número 1 de Chopin, acertadísimo en la apasionada concepción general, y con una sonata probablemente de Domenico Scarlatti, difícil saberlo porque escribió más de 500, tomada con brillantez aunque quizá no exactamente en estilo. En todo caso, Demidenko se hacía escuchar con interés.
La versión que Ernest Martínez Izquierdo hizo de la Heroica beethoveniana fue una interpretación “a la moda actual”, que sigue los dictados de los intérpretes historicistas, presuntamente fieles a las indicaciones del compositor. Esto se tradujo en tiempos ligeros y fraseos cuidados, pero siempre evitando asperezas en muchos de los clímax de la obra, que de esta forma pierden la intensidad característica de Beethoven. El movimiento más perjudicado fue la marcha fúnebre, corazón de toda la sinfonía, que careció en parte de la emoción que de ella esperamos. Aunque el tempo del primer movimiento había sido más adecuado, los apuros de los músicos hicieron que también sonase por momentos algo precipitado.
La vivacidad del concepto propició algunos momentos de mayor interés en los dos últimos tiempos. Así, el aire rústico del Trío del Scherzo reflejó acertadamente las llamadas de trompa de los cazadores. Pero en el Finale también hubo detalles discutibles, como el tempo desmesuradamente rápido de la coda, en este caso sorprendentemente bien seguido por los músicos de la orquesta. En conjunto, una versión que a los beethovenianos de vieja escuela nos cuesta aceptar.
Por lo tanto, de esta sesión me quedo sin duda con el concierto tchaikovskiano, y con el pianismo auténtico, de muchos quilates, de Demidenko. Y es que lamentablemente, hoy no hay muchos pianistas como él.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Críticas DIARIO DE NAVARRA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s