Desde el país de los cuartetos 12-05-2012

Desde el país de los cuartetos

Sábado, 12 de mayo de 2012. Teatro Gayarre de Pamplona. Cuarteto Takács, (Edward Dusinberre y Károly Schranz, violines; Geraldine Walther, viola y András Fejér, violonchelo). Ralph Kirshbaum, violonchelo. Franz Joseph Haydn: Cuarteto de cuerda en Re mayor, Op. 64 número 5, (La alondra), (1792). Maurice Ravel: Cuarteto de cuerda en Fa mayor, (1903). Franz Schubert: Quinteto para dos violines, viola y dos violonchelos en Do mayor, D. 956, (1828). Concierto inscrito en el Ciclo Grandes Intérpretes de la Fundación Municipal Teatro Gayarre 2011-2012.

Es de justicia reconocer que Hungría es “el país de los cuartetos”, especialmente desde la primera mitad del siglo XX, cuando surgieron varios conjuntos que han logrado fama mundial. El famoso Cuarteto de Budapest, aunque luego fue colonizado por músicos rusos, había sido formado por húngaros; en el Cuarteto Húngaro, tocaban varios de los músicos que Bartok más apreciaba; el Cuarteto Végh, surgido de una escisión del anterior, ha logrado merecida fama.
El Takács, a buen seguro, ha continuado esa tradición: en cierta manera, permanece parte de la elegancia y del sabor a otra época propio de las primeras grabaciones del Cuarteto de Budapest, y eso se hizo patente sobre todo en la obra de Schubert. Pero los tiempos han cambiado y, especialmente en Haydn, ha habido una cierta renovación.
Las interpretaciones haydnianas del Takács son bien conocidas: transparencia, equilibrio, cierta elegancia y distanciamiento sobre la obra… Los contrastes se redujeron al mínimo, y la coherencia de la obra resplandeció en un todo armónico. Aunque el Takács tocó con poco vibrato, no hubo guiños historicistas superfluos, y el Minueto conservó buena parte del aire ceremonial que le corresponde. Un Haydn de un trazo, bien planificado y mejor realizado.
Reconozco que me sorprendió mucho la interpretación del cuarteto de Ravel. Acostumbrados como estamos a escuchar al Takács en repertorio clásico vienés, asombra la capacidad de estos músicos para transformarse e introducirnos en ese mundo decadente de esencias sonoras de este cuarteto raveliano. El sentido del color y la riqueza tímbrica fue proverbial, y se creó una atmósfera intimista y cálida muy acorde con la obra. Si a esto se añade una precisión rítmica extraordinaria, se entenderá el éxito de la interpretación. Pero lo mejor estaba aún por llegar.
El Quinteto de cuerdas de Schubert es la obra fundamental del repertorio camerístico, y no suele interpretarse con frecuencia, porque además de un gran cuarteto exige a un violonchelista que, lejos de asumir una parte solista, ha de introducirse en medio del cuarteto para actuar como uno más. A este respecto, Ralph Kirshbaum realizó un trabajo magnífico, y junto con el Takács planteó una interpretación elegante, de fraseos amplios y gran intimismo, sin renunciar al drama de la obra. El sentido de la evolución de la armonía fue ejemplar, sobre todo en el segundo movimiento, y en general la obra sonó con gran espontaneidad, como si hubiésemos estado escuchando simplemente a cinco amigos que se reúnen para tocar y pasar un rato agradable…, y al fin y al cabo, de eso se trata, más aún en obras como ésta, que estaban destinadas a ese tipo de veladas íntimas.
No hubo propina, dada la densidad de la obra de Schubert, y por la misma razón los aplausos no fueron largos aunque si entusiastas. Al final del concierto quedó la impresión de un conjunto serio, muy trabajado y que continúa una tradición cuartetística que, esperamos, no se pierda. Esto es un ejemplo para todos de sinceridad, compromiso interpretativo y buen hacer.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Críticas DIARIO DE NAVARRA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s