Más allá de las expectativas 28-04-2012

Más allá de las expectativas

Sábado, 28 de Abril de 2012. Auditorio y Palacio de Congresos Baluarte de Pamplona. Joaquín Achúcarro, piano. Sociedad Coral de Bilbao. Julio Gergeli, director del coro. Orquesta Sinfónica de Euskadi. Andrés Orozco-Estrada, director. Pablo Sorozábal: Gernika, (1976). Gabriel Fauré: Reqiem en Re menor, Op. 48: In paradisum, (versión de 1900). Sergei Rachmaninov: Rapsodia sobre un tema de Paganini para piano y orquesta, Op. 43, (1934). Richard Strauss: Las alegres travesuras de Till Eulenspiegel, poema sinfónico Op. 28, (1895). Richard Strauss: Muerte y transfiguración, poema sinfónico Op. 24, (1889). Concierto inscrito en la temporada de abono de la Orquesta Sinfónica de Euskadi 2011-2012.

El concierto que nos ocupa planteaba a priori dos grandes puntos de interés, concentrados en la primera parte. Por un lado, estaba la expectación por conocer una obra del Sorozábal no zarzuelístico, un repertorio habitualmente poco interpretado; por otro, la presencia de un pianista de la talla de Joaquín Achúcarro que es garantía de buen hacer y musicalidad. En ambos casos, buena parte de las expectativas se cumplieron.
El Guernika de Sorozábal causó muy buena impresión. Esencialmente, es una marcha procesional de cierto estilo militar, a la que se ha añadido un texto en euskera, encomendado a un coro. Tal vez la obra funcionaría mejor con un conjunto de viento, pero el resultado convenció gracias a la fluidez de la marcha propuesta por Andrés Orozco-Estrada, secundado por un coro correcto pero a veces escaso de potencia. El intimismo del In paradisum del Requiem de Fauré sirvió como adecuado contraste, y la parte coral funcionó bastante mejor.
Tal vez los conciertos de Rachmaninov no sean las obras más adecuadas a la musicalidad de Joaquín Achúcarro, cuyo pianismo intimista y profundo se adapta mejor a otros repertorios, especialmente a Brahms y Chopin. No obstante, realizó una buena versión de la Rapsodia, aprovechando todos los diálogos camerísticos con los miembros de la orquesta. Es verdad que en secciones rápidas y con efectos rítmicos complejos algunos detalles quedaron un tanto imprecisos, pero la emoción auténtica que desplegó en la famosa variación XVIII compensa con creces. Por otra parte, llegar a su edad en la forma técnica en la que actualmente se encuentra tiene un mérito extraordinario. Los aplausos lograron que Achúcarro se arrancara con dos propinas: primero un nocturno de Scriabin, muy bien cantado y tocado con gran intimismo; luego, una Danza del fuego de El amor brujo de Falla de gran lirismo por momentos, pero menos perfecta técnicamente.
La tarde se redondeó cuando apareció la música de Richard Strauss, compositor bávaro no emparentado con los famosos autores de valses y polkas. El director de orquesta Hans von Bülow no se equivocó al coronarle como Ricardo III; Ricardo I era Wagner, y después de Wagner, dada su poderosa personalidad, no podía haber un Ricardo II. Pues bien, en pocas ocasiones se escuchan hoy versiones de tal calibre de estos poemas sinfónicos, con un dominio tan palmario del idioma straussiano. Hubo muchas intervenciones solistas excepcionales en ambas obras, con gran lucimiento en especial de los solistas de violín, flauta, trompa y oboe, pero lo asombroso fue la respuesta general del conjunto, que interpretó las obras con brillantez. Al mando, un director conocedor de la materia, que aportó ácido humor y drama a Till, y esa complicada mezcla de drama, sensualidad y transcendencia a Muerte y transfiguración. Absolutamente extraordinario.
Acudimos al concierto con ciertas expectativas que se vieron cumplidas, pero más allá de ellas la fuerza de determinadas músicas bien interpretadas nos cautiva irremediablemente. Entre los pocos compositores que pueden lograr ese efecto indescriptible, uno de ellos es sin duda Richard Strauss.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Críticas DIARIO DE NAVARRA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s