Schumann Sahariaho Sinfónica Navarra 22/02/2013

Un regalo finlandés

Viernes, 22 de Febrero de 2013. Auditorio y Palacio de Congresos Baluarte de Pamplona. Kari Kriiku, clarinete. Orquesta Sinfónica de Navarra. Ernest Martínez-Izquierdo, director. Robert Schumann: Sinfonía número 2 en Do mayor, Op. 61, (1846). Kaija Sahariaho: Del verdadero sentido, (para clarinete y orquesta), (2010). Concierto inscrito en la temporada de abono de la Orquesta Sinfónica de Navarra 2012-2013.

Hace algunos años, la labor programadora de la Orquesta Sinfónica de Navarra fue valorada negativamente por los aficionados, aduciendo que se interpretaba demasiada música contemporánea. Buena parte de aquellas obras estaban firmadas por compositores nórdicos actuales, como Magnus Lindberg, muy prestigiosos en la región escandinava, y conocidos internacionalmente gracias a la difusión que de su obra hicieron directores como Esa-Pekka Salonen. Preguntado Martínez-Izquierdo por el particular, él respondió que su amistad con importantes intérpretes escandinavos le había hecho comprender la grandeza de aquella música, y que era necesario darla a conocer a los aficionados pamploneses.
Ciertamente, la nueva creación de Kaija Sahariaho para clarinete y orquesta, Del verdadero sentido, basada en la contemplación de una serie de tapices expuesta en el Museo Medieval de París, pertenece por derecho propio a esa categoría. Usando una orquestación variada en la que los instrumentos de percusión afinada tienen un importantísimo papel, la obra se construye con suspense, interrumpido ocasionalmente con furiosos clímax orquestales, hasta llegar a un final hipnótico que hace terminar la obra de manera enigmática. Por otra parte, las intervenciones reservadas al solista exigen un amplísimo dominio del instrumento, pues se le piden efectos no convencionales, incluyendo multifónicos, canto combinado con la emisión habitual del clarinete, sonidos de relincho, frullatti, etc. Añádase a esto que, a veces, el solista debe tocar en lugares inhabituales del teatro o, sencillamente, mientras está desplazándose. En conjunto, la obra supone un gran reto para todos los implicados en ella, incluyendo al público.
Frente a esto, la Orquesta Sinfónica de Navarra realizó una dignísima labor, con las marimbas en particularmente buena forma. Ernest Martínez-Izquierdo interpretó la obra con concentración y entrega total. Mas el gran protagonista del concierto fue el finlandés Kari Kriiku, que interpretó su parte con seguridad pasmosa, como si todo aquello fuese lo más natural y simple del mundo. Se nota que el solista conoce la obra hasta el más mínimo detalle, no en vano fue escrita pensando en él, y la interpretó en consecuencia. La obra de Sahariaho no sugiere una ovación inmediata y fue recibida con tibieza, pero las capacidades de Kriiku fueron valoradas y sus dos brillantísimas propinas despertaron al personal. El finlandés logró así un merecidísimo triunfo.
Anteriormente, la Sinfónica de Navarra había interpretado la Segunda Sinfonía de Schumann. Teniendo en cuenta que es ésta la obra psicológicamente más compleja dentro del ciclo sinfónico del alemán, al surgir tras salir el compositor de la primera de sus numerosas crisis nerviosas, la interpretación fue muy bien medida, desplegando fuego en los movimientos extremos, sentido del humor en el Scherzo y vuelo lírico en el maravilloso tiempo lento. En él, Martínez-Izquierdo encontró el tempo adecuado para que la música fluyera con naturalidad, logrando grandes cotas de emoción. A falta de algunos detalles puntuales, una gran interpretación de la obra de un compositor con el que al actual titular de la Sinfónica de Navarra no se le suele asociar.
En conjunto, estamos ante un concierto de gran nivel, en donde lo más destacable estuvo en la segunda parte…, si no por la obra, que puede para algunos ser discutible, sí por asistir a una lección interpretativa de un gran clarinetista de nuestro tiempo: Kari Kriiku.

Un regalo finlandés

Viernes, 22 de Febrero de 2013. Auditorio y Palacio de Congresos Baluarte de Pamplona. Kari Kriiku, clarinete. Orquesta Sinfónica de Navarra. Ernest Martínez-Izquierdo, director. Robert Schumann: Sinfonía número 2 en Do mayor, Op. 61, (1846). Kaija Sahariaho: Del verdadero sentido, (para clarinete y orquesta), (2010). Concierto inscrito en la temporada de abono de la Orquesta Sinfónica de Navarra 2012-2013.

Hace algunos años, la labor programadora de la Orquesta Sinfónica de Navarra fue valorada negativamente por los aficionados, aduciendo que se interpretaba demasiada música contemporánea. Buena parte de aquellas obras estaban firmadas por compositores nórdicos actuales, como Magnus Lindberg, muy prestigiosos en la región escandinava, y conocidos internacionalmente gracias a la difusión que de su obra hicieron directores como Esa-Pekka Salonen. Preguntado Martínez-Izquierdo por el particular, él respondió que su amistad con importantes intérpretes escandinavos le había hecho comprender la grandeza de aquella música, y que era necesario darla a conocer a los aficionados pamploneses.
Ciertamente, la nueva creación de Kaija Sahariaho para clarinete y orquesta, Del verdadero sentido, basada en la contemplación de una serie de tapices expuesta en el Museo Medieval de París, pertenece por derecho propio a esa categoría. Usando una orquestación variada en la que los instrumentos de percusión afinada tienen un importantísimo papel, la obra se construye con suspense, interrumpido ocasionalmente con furiosos clímax orquestales, hasta llegar a un final hipnótico que hace terminar la obra de manera enigmática. Por otra parte, las intervenciones reservadas al solista exigen un amplísimo dominio del instrumento, pues se le piden efectos no convencionales, incluyendo multifónicos, canto combinado con la emisión habitual del clarinete, sonidos de relincho, frullatti, etc. Añádase a esto que, a veces, el solista debe tocar en lugares inhabituales del teatro o, sencillamente, mientras está desplazándose. En conjunto, la obra supone un gran reto para todos los implicados en ella, incluyendo al público.
Frente a esto, la Orquesta Sinfónica de Navarra realizó una dignísima labor, con las marimbas en particularmente buena forma. Ernest Martínez-Izquierdo interpretó la obra con concentración y entrega total. Mas el gran protagonista del concierto fue el finlandés Kari Kriiku, que interpretó su parte con seguridad pasmosa, como si todo aquello fuese lo más natural y simple del mundo. Se nota que el solista conoce la obra hasta el más mínimo detalle, no en vano fue escrita pensando en él, y la interpretó en consecuencia. La obra de Sahariaho no sugiere una ovación inmediata y fue recibida con tibieza, pero las capacidades de Kriiku fueron valoradas y sus dos brillantísimas propinas despertaron al personal. El finlandés logró así un merecidísimo triunfo.
Anteriormente, la Sinfónica de Navarra había interpretado la Segunda Sinfonía de Schumann. Teniendo en cuenta que es ésta la obra psicológicamente más compleja dentro del ciclo sinfónico del alemán, al surgir tras salir el compositor de la primera de sus numerosas crisis nerviosas, la interpretación fue muy bien medida, desplegando fuego en los movimientos extremos, sentido del humor en el Scherzo y vuelo lírico en el maravilloso tiempo lento. En él, Martínez-Izquierdo encontró el tempo adecuado para que la música fluyera con naturalidad, logrando grandes cotas de emoción. A falta de algunos detalles puntuales, una gran interpretación de la obra de un compositor con el que al actual titular de la Sinfónica de Navarra no se le suele asociar.
En conjunto, estamos ante un concierto de gran nivel, en donde lo más destacable estuvo en la segunda parte…, si no por la obra, que puede para algunos ser discutible, sí por asistir a una lección interpretativa de un gran clarinetista de nuestro tiempo: Kari Kriiku.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Críticas DIARIO DE NAVARRA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s