Tosca Baluarte 08/02/2013

Lujo vocal

Viernes, 8 de Febrero de 2013. Auditorio y Palacio de Congresos Baluarte de Pamplona. Tosca: Drama lírico en tres actos con libreto de Luigi Illica y Giuseppe Giacosa y música de Giacomo Puccini, estrenado el 14 de Enero de 1900 en el Teatro Constanzi de Roma. Annalisa Raspagliosi (Floria Tosca), Jorge de León (Mario Cavaradossi), Marco di Felice (Barón Scarpia), Marco Moncloa (Sacristán), Alberto Feria (Angelotti), Emilio Sánchez (Spoletta), Jeroboám Tejera (Sciarrone), Iñaki Esparza (Un carcelero), Olaia Lamata (Un pastorcillo), José Antonio Katxua (Roberti), David Almazán (Soldado I), Harkaitz Urbizu (Soldado II), Daniel Sánchez (Fiscal). Escolanía del Orfeón Pamplonés. Juan Gaínza, director de la escolanía. Coro del Orfeón pamplonés. Igor Ijurra, director del coro. Orquesta Sinfónica de Navarra. Giancarlo del Monaco, director de escena. Daniel Bianco, escenografía e iluminación. Jesús Ruiz, vestuario. Will Humburg, dirección musical. Función inscrita en la temporada de espectáculos de Baluarte Febrero-Mayo 2013.

En tiempos de escasez vocal, cada vez parece más difícil reunir repartos adecuados para las óperas de gran repertorio, archigrabadas y conocidas por todos. El caso de Tosca de Puccini no es una excepción, sobre todo en lo que respecta a los tres personajes protagonistas. Con todo, el aspecto vocal fue lo más granado de una función, que había despertado gran interés.
La idea que presidía la propuesta escénica de Giancarlo del Monaco, hijo de Mario del Monaco, el mejor tenor italiano del siglo XX, resultó reveladora en muchos aspectos. Trasladar el argumento de Tosca a la Italia reconquistada por el fascismo en 1943, con su ambiente opresivo e intolerante, encaja muy bien con el espíritu de la ópera, algo habitual en las puestas en escena del italiano, que no suelen buscar el escándalo gratuito.
La gran protagonista de la función fue la Tosca de Annalisa Raspagliosi. La soprano italiana carece en parte de la fuerza dramática que caracterizó a las mayores intérpretes de este papel, Maria Callas a la cabeza, pero a cambio reflejó mejor el alma de esta mujer, de carne y hueso, atormentada primero por los celos y luego por los excesos de Scarpia. Ya en el primer acto cantó a muy buen nivel, y en los otros dos logró mantenerlo, con un “Visi d’arte” de gran altura.
Jorge de León, probablemente el mayor descubrimiento del Concurso Julián Gayarre en los últimos años, desplegó como en él es habitual una voz potente y brillante en los agudos. En el primer acto, aún no había entrado en el papel, y no logró matizar bien los textos, pero su actuación fue a más en los dos actos siguientes. Su increpación a Scarpia al conocerse la victoria militar de Napoleón alcanzó una gran fuerza heroica, y el aria del tercer acto fue magníficamente matizada. Fue despedido con ovaciones muy merecidas.
El barón Sccarpia de Marco di Felice no alcanzó un nivel tan alto. Se le agradeció el afán de cantar su parte, y no pretendió ganar autoridad recurriendo constantemente al grito, como hacen otros intérpretes del papel. Pero ESTO HIZO QUE A SU retrato del jefe de policía le faltara empaque, y apenas reflejó el aspecto más maligno del personaje.
Los personajes secundarios fueron en general bien servidos. El Orfeón Pamplonés en sus distintas formaciones realizó con eficacia su parte, no demasiado extensa pero con dificultad añadida por su ubicación.
La dirección de Will Humburg no resultó muy lograda. Prefirió centrarse en el aspecto más sinfónico de la obra, obteniendo de la orquesta sonoridades de increíble belleza. Mas la ópera es, ante todo, teatro musical, y esa preocupación por el sonido orquestal provocó caídas de tensión, especialmente lamentables en el segundo acto, que es para el firmante la mayor muestra del genio de Puccini como dramaturgo.
En conjunto, se puede decir que fue una buena función, que si no acabó de despegar por completo, fue por ausencia de fuerza dramática en determinados momentos. Eso sí, Raspagliosi y de León ofrecieron interpretaciones de gran nivel, algo que en estas óperas no suele ser fácil de conseguir. En ese aspecto, estamos de enhorabuena.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Críticas DIARIO DE NAVARRA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s