LA MÚSICA

En Detmold (Alemania) con mi admirado Richard Wagner

“La música vuelve a los hombres más pacientes y más afables, más modestos y más razonables, es un don de Diós y no de los hombres, por eso produce alegría. Con ella se olvida la cólera y todos los vicios . Por consiguiente, estoy plenamente convencido y no temo decirlo que ningun arte puede igualar la música. La música es el bálsamo más eficaz para calmar, para regocijar y para vivificar el corazón del que está triste, del que sufre. Es un regulador que suscita en las personas afabilidad, benevolencia, modestia y sensatez. Hay que conservar a toda costa la música en la escuelas. Un maestro de escuela debe saber cantar. Es preciso acostumbrar a la juventud a este arte, porque vuelve a los hombres buenos, delicados y aptos para todo” .

Son palabras de Lutero, no es de extrañar que Johann Sebastian Bach tuviera sus obras en su mesilla de noche.

Todos y sobretodo los más jóvenes deben tener acceso al conocimiento de la música, de la buena música, de la música que acompaña toda la vida. Su disfrute une pueblos y sensibilidades distintas, concilia de una forma que ningun otro arte o ciencia puede lograr.

¿Cómo vamos a lograr difundir esta idea? Todos podemos hacer algo para que nuestras vidas discurran entre las más bellas melodías y apartarnos lo más posible de esta saturación de “ruidos” que nos llegan de todas partes.

Desde aquí te invito a participar.

A la derecha teneis las páginas dedicadas a la música

¡Espero tus aportaciones y sugerencias!

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s