Música contra la guerra

Lo que más amo del mundo es la música. Con ella soy capaz de expresar y comunicar mis sentimientos, como lo hacen todos los músicos. Los deseos de paz para todos estan arraigados en todas las personas sensibles y los músicos no podían ser una excepción. A través de la historia grandes músicos se han manifestado a favor de la paz: componiendo obras, musicalizando poemas, describiendo musicalmente las consecuencias de las guerras, o a través de sus declaraciones.

El fenómeno se empezó a notar principalmente a partir del Renacimiento. A finales del siglo XVI, el italiano Claudio Monteverdi escribía sus famosos madrigales, entre los que se encuentra uno que musicaliza un poema, titulado “Non piu guerra pietati”.

Sin embargo, es a partir del siglo XIX cuando se empieza a ver una expresión más clara de estas convicciones. Beethoven en el cuarto movimiento de su novena sinfonía, musicalizó la “Oda a la alegría”, de Schiller, cuyo texto es una encubierta “Oda a la libertad”. El escritor germano sustituyó la palabra libertad por miedo a la censura (y en aquel momento en Alemania la censura no era ninguna tontería) Este hecho no era desconocido para Beethoven, que simpatizaba con el escritor.

Verdi, llegó a decir “con gran dolor de su corazón” que temía las ansias de poder alemanas tras su victoria en la Guerra Franco-Prusiana”. No estaba errado el italiano: cuarenta años después de realizar estas manifestaciones empezó la Primera guerra Mundial. Este acontecimiento dio pie a la composición del francés Debussy “Canto de los niños que no tienen casa”, en la que se describen con crudeza las consecuencias de la guerra que por aquel entonces asolaba Europa. Tras la Segunda Guerra Mundial los ejemplos se multiplican pero hay dos obras cimeras: la séptima sinfonía “Leningrado”, de Shostakovich, que describe con abrumadora elocuencia los destrozos que nazis y soviéticos provocaron en la ciudad ; la otra, es “Un superviviente de Varsovia”, del austríaco Schoenberg, que desde su exilio americano, escribió esta conmovedora cantata.

Pop y rock se han unido también a la condena. “Imagine”, de John Lenon, es un conocido ejemplo, de hecho hoy todavía se escucha en algunas manifestaciones por la paz. La banda Pink Floid con su “The Wall “ que muchos quieren relacionar con el Muro de Berlín y más tras un macroconcierto, celebrado en Berlín en julio de 1.990,  en el colaboraron otros músicos para conmemorar la caída del Muro y para posibilitar la creación de una fundación contra las guerras.

Capítulo aparte, merece el director hispano-argentino-israelí Daniel Barenboim, Premio Príncipe de Asturias de la Concordia por haber formado una orquesta con miembros árabes, isralies y españoles (no me negareis que tiene mérito el hombre ….). Barenboim, firmemente posicionado en el pacifismo más absoluto, defiende la música de Wagner, (la favorita de Hiltler) prohibida en Israel por antisemita argumentando que “No son las músicas las que delinquen, sino los músicos”. Con ello se ha unido a Walter o Solti, directores judíos que también la defendieron a ultranza en su momento. Barenboim contribuye a la conciliación entre palestinos e israelíes y se compromete para hacer posible que la buena música, no tenga fronteras.

Una respuesta a Música contra la guerra

  1. balbina liberal dijo:

    Gracias Xabier por el rato tan bueno que he pasado visitando tu blog y por lo mucho que he aprendido. un besazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s